Año de lluvias en la Romería

Buenas tardes: He visto esta sección y como soy así, voy a contar algo que nos pasó el año que llovió tanto, no recuerdo que año fué, pero ronda sobre el 1988, año arriba, año abajo. Ese año el Martes antes de la fiesta, llovió tanto que se produjo una "venia" ó riada debido a la acumulación de agua de todos los cerros que rodean el santuario y que en la zona de la vega se llevó todo por delante, arrastro lonas, movio chozos e incluso algún pollo terminó en el rio, por aquél entonces el chozo lo montabamos detras de los "Pinchos" mas arriba, mas abajo, entre la familia de mi tia Dolores (de Juan Grande ) y la mía, (también de Juan Grande de su hermano Angel). Me acuerdo que a eso de media tarde despues de comer, nos avisaron de que el agua se había llevado todo y como pudimos, fuimos a ver lo que había pasado y al llegar comprobamos que eso era un barrizal, el agua había entrado por un costado de los chozos y había salido por el otro llevandose todo a su paso, nosotros todabía no teniamos nada dentro, pero ni deciros los pocos que yá tenian cosas, pues todas llenas de barro e incluso algunas desaparecidas ó arrastradas varios metros de su logar. Al día siguiente fuimos a llevar todas las cosas, colchones, cajas con la comida, chuche y bebida y demás, pues bién, al llegar todo estaba lleno de barro y con pocas pintas de que para la fiesta se secase y aquí biene lo bueno, ¿cual fué la solución?, quitamos las estacas, apartamos las pocas piedras que quedaban sujetando las lonas que cubrian el chozo, echamos las lonas al techo y entre los que estábamos, cada uno de un hierro "ala" con el chozo al medio del cerro ya que antes esa esplanada no estaba desmontada y empezaba el cerro a continuación de los chozos. Recuerdo que la gente nos miraba, pero era el único sítio que estaba relativamente seco y allí que lo plantamos, evidentemente el chozo no estaba nivelado y como pudimos intentamos dejarlo lo mejor que se podía para pasar toda la fiesta y así se quedó y lo pasamos igual ó mejor, ya que fué un año diferente. Cuando comiamos teníamos que hacer equilibrio con las sillas, las mesas, cajones, capachos, cocinas y demás, calzadas con piedras y lo más gracioso era a la hora de dormir, como todos los años con los colchones en el suelo, pero, a la mañana siguiente de moverte, tenías el colchón por medio de la pierna, yo creo que haciamos carreras a ver quién se salía antes del chozo, jajajajajaja. Bueno, esta es una de las muuuuuuuuchas cosas que me han pasado en la fiesta y de cuando me pilló la vaquilla ya os hablo otro día. Gracias a todos, Saludos Juan Angel Alarcón "Gatete"